Argentina será el único de los grandes productores de biodiésel con una fuerte baja en su producción del biocombustible en 2022 respecto del promedio anual del último lustro.

La producción argentina de biodiesel estimada para el presente año se encuentra más de un 17% por debajo del promedio del lustro 2017-2021, según datos de la consultora europea Oil World citados en un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

“Las industrias de biodiésel a lo largo y ancho del mundo esperan producir cerca de 48 millones de toneladas este año. Este récord se ubica casi un 31% por encima de la producción global del año 2017”, indica el informe.

Cabe destacar que, si bien Argentina es el único de los grandes productores que ve una fuerte baja productiva en el último lustro, esto no quita que algunos países con pequeñas industrias de biodiésel, que en conjunto representan menos del 9% de la producción mundial, puedan haber mostrado mermas en sus producciones, como los casos de Malasia o el Reino Unido.

La posibilidad de recurrir al mercado externo para compensar las restricciones presentes en la plaza interna son limitadas porque la mayor parte de las naciones implementan barreras arancelarias y para-arancelarias para evitar el ingreso de biocombustibles foráneos.

Argentina, en el marco de un acuerdo específico, cuenta con una cuota anual de exportación de biodiesel de 1,20 millones de toneladas asignada por la Unión Europea.

“Esa cuota de exportación, cumplida cómodamente en 2021 y con altas probabilidades de volver a ser completada este año, da un techo al volumen exportado en tanto no se abran nuevos destinos de exportación, lo que limita el potencial marco de producción e inversiones para el biodiesel a nivel nacional”, recuerda el informe.

“Más allá de la coyuntura reciente, en los últimos años Brasil mostró un sostenido crecimiento de su industria del biodiesel, con su producción apuntalada año tras año. En este sentido, de cumplirse el pronóstico bajista para el 2022, el corriente sería el único año con caídas en la producción del biodiesel brasileño desde que la industria fue establecida en 2006. De hecho, el alza de capacidad instalada de los últimos años se explica en un incremento del acervo de capital a un ritmo más elevado que la propia producción, lo que muestra el buen esquema que se plantea para el sector”, remarca el informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Fuente: Aroparlamento