En un cambio sustancial para la dinámica interna del Mercosur, la Argentina y Brasil evalúan la posibilidad concreta de reducir los aranceles externos comunes del bloque en algunos productos para fomentar beneficios en la productividad interna y abrirse a los mercados.

Las definiciones sobre esta negociación se empezarán a cerrar el próximo 7 de marzo cuando el canciller brasileño Ernesto Araújo viaje a la Argentina para reunirse con su par Jorge Faurie para dar continuidad a las conversaciones que en enero pasado mantuvieron los presidentes Jair Bolsonaro y Mauricio Macri.

Según revelaron fuentes calificadas de la diplomacia de Brasil y de la Argentina, existe un «importante avance» de las negociaciones entre los dos socios mayoritarios del Mercosur para reducir los aranceles externos de una variedad total de más de 10.000 productos.

«Ante el mandato de Macri y Bolsonaro de trabajar en la inserción del Mercosur en el mundo es que vamos a seguir la idea de reducir los aranceles de productos que se importan. Esto sin dudas generará un beneficio en la cadena productiva interna de cada uno de nuestros países porque se reducirán los valores de los productos importados».

Según la carta fundacional del bloque, cada país tiene derecho a elegir un grupo de productos tendientes a cambios arancelarios y todo se conversa posteriormente. Esto sería para no afectar a diferentes industrias clave de los distintos socios del Mercosur.

La idea de la baja da aranceles externos se podría concretar en abril cuando se realice en la Argentina la cumbre de presidentes del Mercosur en donde Macri hoy es presidente pro témpore del bloque. En ese encuentro Bolsonaro ya confirmó su presencia al igual que el presidente de Uruguay Tabaré Vázquez y de Paraguay Mario Benítez.

Por lo pronto, en la reunión de cancilleres de Argentina y Brasil del 7 de marzo se abordará el tema y además se hará una puesta a punto de las negociaciones del bloque con la Unión Europea y la situación de Venezuela.

Fuente: InfoBAE