La comercialización de soja en el mercado local tuvo su registro más bajo en volumen en 19 años al alcanzar las 14,1 millones de toneladas, debido a una menor producción y la «demorada dinámica exterior», indicó la BCR.

«Resulta evidente así que la persistencia del conflicto entre Rusia y Ucrania (que ha disminuido la oferta mundial de aceite de girasol) combinadas con las limitaciones a la exportación de aceite de palma impuesta por Indonesia decantó en una menor oferta global de aceites vegetales, dinamizando las ventas externas de aceite de soja argentino», explicó la BCR.

«La menor producción de la campaña es la principal razón, a lo que se suma la lenta dinámica exterior: los negocios de exportación son los menores en la década» , explicó la entidad bursátil en un informe.

No obstante los bajos volúmenes, si se consideran las ventas como proporción de la producción obtenida en cada campaña, «el registro del ciclo actual se ubica más en línea con lo ocurrido históricamente».

Así, la BCR puntualizó que las 14,1 millones de toneladas comercializadas representan el 34% de las 41,2 millones que se estiman de producción para el ciclo que corre, similar al 36% del año previo y al 37% del promedio del último lustro.

Este menor ritmo en la comercialización interna de granos también tiene su correlato en las ventas externas de poroto, afirmó la BCR, ya que las ventas externas del grano sumaron 347.000 toneladas a la fecha, por debajo de las 663.000 toneladas de la 2017/18, que «hasta ahora era el menor registro que se tenía previamente para estas alturas del año».

De esta manera, las ventas externas de poroto son las más bajas para el momento del año desde al menos la 2011/12.

Respecto del resto del complejo, las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior de aceite y harina/pellets en conjunto, acumularon un volumen de 7,8 millones de toneladas, un 25% menos que lo que se llevaba vendido a estas alturas del año pasado.

Fuente: Ámbito Financiero