En mayo no sólo se redujo la cantidad de hembras procesadas, sino que hubo un menor sacrificio de vientres en edad reproductiva y un crecimiento de vacas adultas.

Los datos de la faena por dentición arrojan que la ganadería argentina goza de cierto dinamismo. El mes pasado, comenzamos a realizar la interpretación de los números según la clasificación dentaria de los animales enviados a frigoríficos. Esto fue posible porque por primera vez se pudo hacer una comparación interanual, gracias al nuevo sistema de tipificación y clasificación de hacienda que se aplica desde abril de 2019.Más allá de ciertas falencias de este nuevo sistema, la clasificación dentaria es muy útil para este tipo de análisis. Cuando hablamos de falencias nos referimos a que no identifica los animales diente de leche, provocó una disrupción con la estadística anterior al haber, virtualmente, desparecido las categorías terneros y terneras y haber trasladado muchos novillos a la categoría novillitos, con lo cual hoy ésta y la de vaquillonas constituyen la enorme mayoría del total.

En mayo de este año se faenaron 566 mil hembras, 8% menos que en mayo de 2019. Las de dos dientes bajaron en la misma medida, manteniendo la proporción en el total. A su vez, hubo una marcada reducción en las de 4 y de 6 dientes, del 15 y 33%, en ese orden, lo que significa un menor sacrificio de animales en edad reproductiva.

Contrariamente, las de 8 dientes mostraron un aumento del 9%, lo que puede interpretarse como mayor descarte de hembras que se acercan al fin de su vida útil. Hay que tener en cuenta que esta categoría representa poco más de un tercio del total de hembras.

En el caso de los machos, hubo un aumento interanual de 2%. Los de 2 dientes aumentaron 17%, mientras que los de 4 casi no tuvieron cambio. A su vez, los de 6 y de 8 marcaron reducciones de 25-30%. Hay que tener presente que estas dos últimas categorías son mucho menos populosas que las otras dos, representando menos del 20% del total.

Entre los cambios en la composición de la faena de hembras y el pequeño avance en materia de peso medio, se puede afirmar que sigue habiendo señales para las buenas expectativas, especialmente en un contexto tan difícil, local y globalmente.

Fuente: Agritotal.com