La paciencia de los sojeros estadounidenses con la estrategia de Donald Trump frente a China se está agotando. El sector sufre por la pérdida de un mercado fundamental y, sobre todo, porque la guerra comercial en la que se embarcó el presidente norteamericano con el gigante asiático derrumbó los precios de la soja en entre un 20% y un 25%, «o incluso más».

“Los granjeros sojeros de Estados Unidos están frustrados por la falta de progreso” en las negociaciones bilaterales en el marco de la guerra comercial “que sigue amenazando los precios de la soja y, si no se resuelve, la propia capacidad de los granjeros de mantener su negocio”, cuestiona ASA en el texto.

“Fuimos comprensivos, pero no podemos aguantar otro año en el que nuestro principal mercado externo siga reduciéndose (…) El sentimiento del campo es cada día más oscuro. Nuestra paciencia se acaba, nuestras finanzas sufren y el estrés aumenta”, expresó John Heisdorffer, chairman de ASA y productor de soja en Iowa.

La Asociación, que se opuso “consistentemente” a la aplicación unilateral de tarifas, apuntó que Estados Unidos y China ya tuvieron once reuniones y siguen sin llegar a estar siquiera cerca de un acuerdo.

“Eso significa que los productores de soja estamos perdiendo un mercado valioso, precios estables y la oportunidad de dar soporte a nuestras familias y comunidades”, cuestionó el presidente de ASA, Davie Stephens.

“Nos tomó más de 40 años construir el mercado de la soja en China. Y a medida que este enfrentamiento continúa, será cada vez más difícil recuperarlo. Con precios deprimidos y un stock sin vender que se prevé se duplicará con la cosecha de 2019, los productores de soja no estamos dispuestos a sufrir daños colaterales en una guerra arancelaria sin fin», agregó Stephens.

ASA dijo comprender los motivos por los que el gobierno de Trump intenta forzar a China a hacer cambios estructurales en sus “predatorias políticas económicas”, pero insistió en “recomendar” que la Casa Blanca persiga esas metas a través de acciones coordinadas con otros países y no con la imposición de tasas en forma unilateral.

Fuente: Agrofy News