Las lluvias del último fin de semana en la principal zona agrícola no fueron suficientes para salvar al trigo y las estimaciones de cosecha siguen cayendo.

Según el último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, hace un mes se estimaba 17,7 millones de toneladas. Pero el mes de setiembre trascurrió casi sin lluvias, como agosto y julio en buena parte de la región pampeana. Además, las sucesivas heladas de septiembre intercaladas por temperaturas que han llegado a superar los 30°C en un ambiente de bajísima humedad relativa han agravado la condición del trigo y bajan las expectativas productivas nacionales. Así, 2,5 millones de hectáreas de trigo —el 40% del trigo sembrado— está en condiciones regulares a malas.

Así, con un área sembrada de 5,9 millones de hectáreas, la entidad proyectó una caída: 16,5 millones de toneladas. un 28% menos de trigo que el ciclo pasado. De esta manera, sería la producción más baja de los últimos 7 años.

Las primeras lluvias importantes de la región pampeana llagaron entre el 18 y 19 de setiembre recién. Solo dejaron más entre 15 y 30 mm en el Sureste de Córdoba, en una pequeña franja del centro sur de Santa Fe, y en Suroeste bonaerense. Solamente, en el centro de la provincia de La Pampa los acumulados estuvieron entre los 30 a 60 mm.

Los lotes de trigo de la provincia de Córdoba, Chaco, Santiago del Estero, sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires son los más afectados. Hubo una buena, las lluvias de esta semana sorprendieron y dejaron más milímetros de los que se esperaban, pero alcanzaron una zona muy acotada de Córdoba: los departamentos de Marcos Juárez y Unión.

El único aliciente es el precio del trigo que tuvo un fuerte aumento durante esta semana: saltó 27 dólares (9%) en apenas 3 días por el agraviamiento del conflicto entre Rusia y Ucrania, dos de los principales mercados del cereal a nivel mundial.

En este contexto, los ingresos de divisas por las exportaciones del cereal también caerán con respecto a lo que se proyectaba un mes atrás de acuerdo a también estimaciones de la Bolsa rosarina que realizaron la semana previa a esta nueva estimación de la cosecha triguera. Se prevén que ingresen U$S 4.460 millones de dólares, U$S 100 millones menos que hace un mes atrás, pero U$S 1.300 millones más de lo que ingresó el ciclo pasado por el aumento de los precios tras el conflicto bélico. De todas maneras, este número de ingreso de divisas caería ante la baja de la cosecha.

Fuente: Agritotal