La cosecha argentina de maíz comercial sigue atrasadísima porque los empresarios agrícolas priorizan la recolección de soja en desmedro del cereal.

Hasta el momento se recolectó apenas el 27,4% del área maicera a nivel nacional con un rendimiento medio de 67,8 qq/ha, según datos publicados esta semana por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Los mayores avances se registraron en la zona núcleo pampeana con un 85% de la superficie recolectada y un rinde promedio hasta el momento de 71,7 qq/ha en el sector norte de la misma, al tiempo que en el sector sur se ubica en 66,7 qq/ha.

“En el sur del área agrícola, la recolección mantiene algunas demoras producto de la falta de piso en los lotes y caminos. Se espera que a medida que mejoren las condiciones del tiempo las labores tomarán impulso”, indica el informe de la Bolsa de Cereales.

En cuanto a los rindes relevados durante la última semana, los mismos marcan una alta heterogeneidad. “Al igual que lo ocurrido con los planteos tempranos, parte de los cuadros tardíos muestran rendimientos por debajo de las productividades de la campaña previa”, apunta el documento.

De todas maneras, la Bolsa de Cereales sigue manteniendo, por el momento, la proyección de producción argentina de maíz en 49,0 millones de toneladas.

Hacia el norte argentino gran parte de los planteos transita el último tramo de su ciclo fenológico. Aún no comenzó la recolección en esta región, ya que los lotes poseen niveles de humedad en los granos cercanos a 22%.

En lo que respecta a soja, ya se cosechó un 77,6% del área nacional con un rendimiento medio de 29,4 qq/ha, el cual, tal como sucedió con el maíz, resultó afectado por restricciones hídricas.

Fuente: Agroparlamento.com