Definitivamente las lluvias llegaron justo a tiempo para la zona núcleo y lograron salvar al cultivo en un momento crítico. Según el relevamiento de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, durante los últimos días la región recibió 35 mm en promedio y gracias a ello el rinde ahora podría superar los 40 quintales por hectárea, llevando así a la producción a las 6,65 millones de toneladas, es decir 500.000 toneladas más que lo proyectado semanas atrás.

“Hasta antes de la tormenta se estimaban menos de 6,2 Mt de trigo en la región y los descuentos parecían no detenerse. Con el cultivo de trigo en periodo crítico, se cumplió el pronóstico de máxima: entre el 12 y el 14 de octubre las tormentas sorprendieron con lluvias muy parejas y acumulados de más de 30 mm. Fueron 35 mm en promedio los que precipitaron y resultaron sumamente oportunos y determinantes para frenar la caída de los rindes y volver a fijar la vara por encima de los 40 quintales por hectárea como promedio para la zona núcleo. Con estas lluvias se suman a la balanza alrededor de 450.000 toneladas de cereal”, según detallan desde la entidad Rosarina.

Lo que viene de ahora en más será también seguir de cerca los eventos climáticos, es por ello que las proyecciones indican que, por lo pronto, no se proyectan lluvias en la región. A partir de la semana próxima, la llegada de un nuevo frente generaría condiciones de inestabilidad, pero con baja probabilidad de precipitaciones. Lo cierto es que como dato positivo, el agua llegó en el momento justo para la región núcleo que en la práctica es la más productiva de la Argentina.

De igual modo, el agua también fue muy beneficiosa para que arranque de la siembra de soja en la zona núcleo y según las proyecciones de la entidad durante la próxima semana comenzará la implantación del cultivo a toda máquina.

En este contexto, se confirmaría el récord productivo para la actual campaña a nivel país que superaría las 20 millones de toneladas. Así es que de mantenerse los actuales precios internacionales, el trigo aportaría entre $s3.360 y u$s4.480 millones y el dato fundamental es que estás divisas llegarían justamente entre diciembre y enero próximos, en un contexto que se espera una fuerte caída en el ingreso de agrodólares.

Fuente: Ámbito Financiero