Serían 160.000 hectáreas menos respecto a las 1,7 M de ha implantadas en el 2021, remarcan desde la Bolsa de Comercio de Rosario, cifra que hasta podría caer más si no hay buenos registros de lluvias, necesarios para arrancar con un perfil de suelo cargado en varias zonas productoras del cereal.

Fuente: TodoAgro