Con un vasto territorio y tierras muy fértiles en el sur, Rusia es uno de los principales productores de cereales del mundo. Pero el conflicto en Ucrania y el aluvión de sanciones occidentales obliga a sus agricultores a recurrir al consumo interno.

Fuente: Agritotal.com