La contagiosa enfermedad -que puede ser mortal para los cerdos y no tiene vacuna- ha llegado a 14 provincias y municipios en China desde que se detectó por primera vez en agosto. La mayoría de los casos recientes han sido en el sur, que tiene el mayor consumo per cápita de carne de cerdo en el país.

Fuente: Reuters