El stock se redujo en apenas 100 mil cabezas cuando en los dos años anteriores habían caído en 1,5 millones. La mayor baja se dio en vacas, categoría que representa el 40% del total. Los datos de Corrientes no incluye las pérdidas por la sequía e incendios recientes.

Fuente: Valor Carne