La suba de los precios internacionales generó que desde el inicio de la campaña comercial del trigo las compras por parte de los exportadores se aceleraran, y si bien la molinería mantenía  compras relativamente bajas en marzo repuntó la demanda.

Fuente: Infocampo